ÁRBOLES, de Los Hijos

Todo distanciamiento de los cánones tradicionales implica un conocimiento de ellos. Puede que no sea una ley, pero afortunadamente esto ocurre en el caso de Los Hijos: su amplio conocimiento del cine está puesto en evidencia en cada una de sus películas. ÁRBOLES (2013) no es la excepción. Estamos ante un ejercicio fascinante donde se mezclan diversos estilos y géneros desde una posición autoconsciente. De tal modo, transitamos sin mayor advertencia desde el documental etnográfico al registro intimista, desde el ejercicio contemplativo hasta el estilo abiertamente experimental.

ÁRBOLES está divido en una introducción y 5 capítulos. La película nos remonta hasta Guinea Ecuatorial, el escenario de los 3 primeros capítulos. Pero el África que se nos muestra está lejos de ser el África idealizada por el cine de ficción y cierto tipo de documentales: es el África de la colonización y su fracaso (como nos revelan las historias que se cuentan), es el África que vive en tránsito entre sus formas originales y su occidentalización, de su fascinación y rechazo. Es un estado de tránsito, un movimiento casi nómade, el cuál se refleja en los capítulos finales, donde el entorno se desplaza hasta Europa y sus urbes. En uno de los momentos más logrados de la película, la civilización es retratada en sus escaleras que apuntan hacia arriba, sus junglas de concreto, sus esqueletos de acero, imágenes que son presentadas a manera de una “sinfonía de ciudad”, pero con ausencia de música, sin celebración y con aspereza.

La presencia del árbol se revela como elemento clave del filme: es probablemente el único elemento que se mantiene en su lugar entre tanto movimiento, entre tanta mutación. Si bien su presencia es notoria y manifiesta en los primeros capítulos, empieza a oscurecerse y a camuflarse mientras avanza el filme. La escena final, la de la pareja que conversa, quizás devele el último árbol de la película, el símbolo que orienta todo este experimento, el elemento que permanece: La pareja comenta una película de terror. Quizás sea este comentario cinéfilo el elemento unificador de todas las películas de Los Hijos. Quizás sea el momento de aferrarse a lo originario. Es en ese momento cuando uno comprende que este Colectivo no ha encontrado mejor forma de expresar su amor al cine que llevándolo hasta los extremos.

Fernando Vílchez Rodríguez

Árboles – Teaser from Los Hijos on Vimeo.

ÁRBOLES
Colectivo Los Hijos
España, 2013
61min.
Digibeta

Sinopsis Estamos en Guinea Ecuatorial. De la mano de dos mujeres viajamos por distintos lugares que testimonian la presencia y actuaciones pasadas del colonizador español. Además de los espacios manipulados por los españoles, escuchamos los relatos de nativas ecuatoguineanas, que incluyen viejas leyendas sobre la imposición religiosa o colonial. El film se parte en dos pocos instantes después de la mitad del metraje. Del color al blanco y negro, de Guinea Ecuatorial a España. Y una pareja conversa sobre sus preocupaciones laborales, intentando salvar su presente.

/ 13 de marzo / 20:30h / Sala 1 // 30 de marzo / 21:50h / Sala 1 / Cine Doré /
/ 15 de marzo / 20:00h / Cine Casa de América / 

SUSCRÍBETE



Síguenos en Twitter

Uso de cookies

Es necesario aceptar nuestra política de cookies ACEPTAR